Cavitación: ¿Realmente funciona?

Hoy en día, lograr una silueta perfecta y bien moldeada es posible, no solo con ejercicio o una buena dieta, sino también con aparatos y técnicas especializadas que te ayuden a alcanzar la apariencia física que tanto deseas. Entre muchas de las existentes, se encuentra la cavitación, una de las más efectivas en el campo de la Fisioestética.

¿En qué consiste la cavitación?

La cavitación es una forma innovadora de eliminar la grasa localizada del cuerpo completamente indolora, sin esfuerzo y en tan solo unas cuantas sesiones. Se trata de un aparato que usa ondas de baja frecuencia para afectar la grasa debajo de la piel y llevarla a un estado líquido para que fácilmente pueda ser expulsada a través de la orina. Al aplicar calor, lo efectos resultantes son un cuerpo moldeado y una piel mucho más tersa.

Lo mejor de todo es que es un procedimiento muy simple. El paciente consume por lo menos un litro de agua antes de la sesión y luego solo debe dejar que el fisioterapeuta deslice sobre las zonas a tratar el aparato de cavitación, el cual, con solo generar un calor moderado estimulará el tejido adiposo.  

¿Qué zonas del cuerpo pueden ser tratadas con cavitación?

Una pregunta muy común entre los usuarios es qué zonas del cuerpo pueden ser moldeadas con cavitación. La buena noticia es que son las que mayor trabajo nos produce tonificar con ejercicio convencional: glúteos, piernas, abdomen y caderas. Con esta terapia estética, es posible eliminar la grasa acumulada favoreciendo la pérdida de peso. Además, puedes decidir que partes del cuerpo son las que requieren mayor atención estimulándolas, una por una, hasta moldearlas todas.

Beneficios de la cavitación

Cabe destacar que uno de los principales beneficios de la cavitación es que es una técnica no invasiva que reemplaza por mucho a la liposucción. Cada vez son más las personas que prefieren esta alternativa más económica, rápida y sin bisturí para solucionar sus problemas de peso, celulitis y piel de naranja.

Lo más sorprendente es que desde la primera sesión ya es posible notar cambios en la piel. No se requiere anestesia, ni reposo, ni demasiado tiempo para dedicarle a esta terapia pues los encuentros con el fisioterapeuta suelen durar solo unos 45 minutos y ya está listo. También conviene decir que tiene un efecto tonificante, por lo que los segmentos de piel quedan más suaves y tonificados.

Sin embargo, vale la pena acotar que este tratamiento solo sirve para erradicar pequeñas cantidades de grasa, es decir, que no está indicada para casos extremos de sobrepeso. Solo es una increíble técnica para dar forma y talle a esas zonas de la piel en donde es más difícil llegar solamente con ejercicio.

Aquellas personas con casos especiales de obesidad, no deben ver la cavitación como una forma de pérdida de peso milagrosamente rápida, puesto que esa afirmación sería solo una mentira. Solamente con ejercicio, una buena alimentación y la asesoría correcta podrían evidenciar un cambio.

¿Es un procedimiento que afecta a la salud?

Por mucho tiempo se pensó que esta terapia era contraindicada para la salud. Pero luego se demostró que en personas sanas, este tratamiento no tiene ningún efecto adverso. Solo aquellos que tengan marcapasos u otros dispositivos electrónicos, padezcan de lesiones severas en la piel,  sufran de cardiopatías, epilepsias, enfermedades renales o mujeres en periodo de gestación o lactancia deben abstenerse de realizarse ningún tipo de cavitación.

Antes de llevar a cabo cualquier sesión de cavitación, el paciente es sometido a una valoración médica para así descartar cualquier restricción u otro factor de salud que prohíba su aplicación. Solo un profesional capacitado en el área es capaz de diagnosticar y determinar si el individuo puede optar a un tratamiento estético de este tipo o no. 

¿Es muy costoso?

Obviamente el motivo principal por el que la cavitación es la opción preferida de muchas clientas, es porque es más económica que una liposucción o cualquier cirugía de corrección estética. Además, se ahorra dinero en postoperatorios y se eliminan posibles complicaciones por cirugía. El coste de las sesiones de cavitación es variable según el centro estético o de salud que elijas en la ciudad de Madrid, pero te aseguramos que en la nuestra clínica son bastante asequibles.

Quiero someterme a un proceso de cavitación

Contamos con los equipos, especialista e implementos necesarios para realizar las mejores sesiones de cavitación, logrando que al final del proceso luzcas una figura cada vez más y más esbelta. Solicita una cotización y date la oportunidad de ser atendida de forma personalizada por el más excelente equipo de profesionales. ¡Te esperamos!

¿Dónde la consigo?

Si quieres probar los maravillosos efectos que ofrece la cavitación, necesitarás un sitio de confianza, con personal autorizado y 100% calificado para realizar las valoraciones necesarias y llevar a cabo el tratamiento. Consúltanos sin compromiso en nuestro Centro de Fisioterapia Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.